Cae la noche

Cae la noche
La luna está medio vacía y sale
A espiar medio vestida
La trágica caída.

Las pupilas se abren más que antes
Se encienden ya las avenidas
Mientras ella, que desde lo alto cae
Parece tener un miedo casi humano
A estrellarse contra el pavimento de la vida (alza sus dos brazos y reza porque una ola la recoja allá en la orilla)

Se presiente cuando cae que se aterra aunque no grita
Se aferra a veces de las nubes. Las hay que tratan de agarrarla,
pero hay otras que se quitan

Las estrellas impotentes quedan tiesas
Que ni brillan ni respiran!

Siente el duelo de un suicidio que batalla a través de su caída
Recuerda en un segundo todo lo que vio y lo que nunca pudo
a lo largo de su vida.

Mientras más lo piensa más se aterra
del tiempo que perdió
de todo lo que pudo y no quería…
Cae con su bata negra
A entregarnos en las manos, otro día.

Así muere, y mientras muere:

La miran tantos a través de los cristales
La mira todo el que camina
Nadie ni siquiera le abre espacio
Nadie escucha que suplica
Todos siguen su menudo doble paso
Y simplemente, abren las pupilas.

De Jocy Medina

on-the-beach-2-1384640-m

7 thoughts on “Cae la noche

  1. me alegro mucho que le guste 🙂 y si, las escribí con mucho sentimiento. A veces tomamos el pasar de un día hacia el otro con tanta naturalidad, como si no fuese algo tan espectacular que nos pasa. Pensando en eso lo escribí.

    Like

Comments are closed.

WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: