!Dos semanas de show en solo una noche! pensaba la instructora. La hecatombe de coreografías que debían montar y el hecho que el elenco que iba a la finca no constaba de hombres, obstinaba a las bailarinas. ¡Arriba! Échenle azúcar a esos pasos. – Pedía la instructora a la par de fuertes aplausos. Pero es que el baile... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: