8 libros que celebran el erotismo cubano

Cuba es un destino idílico, no sólo por su belleza natural, sino por su infinita sensualidad. Existe una curiosidad inagotable por conocer más allá de lo que para todos resulta una cultura muy abierta y una fuente de alegría inagotable. La literatura, en este caso, es un pasaje de ida (sin regreso) a un mundo... Continue Reading →

Habana Dura: contada por el violador

Yo forcé a una mujer. Dos veces. Ahora júzguenme y si quieren, paren de leer. Para los que quieran saber la verdad, esta esta mi versión de la historia. (Esta carta tiene contenido violento y sexual, si es sensible no siga leyendo... Por Sandro, Habana Dura) Yo conocí a Belinda en uno de mis viajes a  Holguín,... Continue Reading →

Aunque amar estará de moda siempre, hay quienes dicen que para amar hace falta más que amor. “No quiero que lo oigas, quiero que lo sientas” le dice el inglés de Habana Dura que tratando de conquistar a su cubana nota que por lindo que eso suene, la joven no lo procesa. En aras de... Continue Reading →

Crítica por Renato A. Landeira Drama y sexo vacío. Decadencia. Desazón. Interés. Asco. Falsos amores sometidos a la necesidad. ¿Cuántos –pocos- dólares cuestan cien libras de dignidad? El Periodo Especial no es el de Cuba, sino el de la propia María en sus adentros, amargando su carácter y desmotivando toda ambición con la que creció:... Continue Reading →

Un ramo de flores esperaba por ella en Roma. Y todo dejó de parecer mentira cuando detrás del ramo de flores vio al hombre que la había invitado a volar y no metafóricamente, fuera de Cuba. Tocar tierra ajena y comenzar a extrañar la suya sucedió al unísono. El olor del café que Luciano colaba... Continue Reading →

Habana Dura, en Amazon María esperó a que el sol se escapara al mismo infinito que en unos meses se robaría a su David. La brisa le fue secando las lágrimas y en cuanto el azul del mar oscureció con todas sus ganas, salió rumbo a Siboney, a ver si en David quedaba alguna esperanza.... Continue Reading →

Nota de Prensa: la Cuba que viven los cubanos

Nota de Prensa, por Ana Irinna, Venezuela. - El lanzamiento del libro Habana Dura de la novelista cubana Jocy Medina se realizó en el mes de Julio del 2016 en la ciudad de Ottawa, Canadá y en el mes de agosto salió en venta al mundo vía Amazon. (Encuéntrala aquí: https://www.amazon.com/dp/b01kp8wxb0) Escrita con el toque erótico-poético que... Continue Reading →

Llegando al edificio de Belinda, María escuchó las voces de los hombres que jugaban dominó bajo el foco de la entrada y eso la incitó a recoger cuanta piedra vio en la acera. Al llegar al edificio, les mostró sus manos llenas de piedras y les advirtió: “Si alguno abre la boca cuando yo entre... Continue Reading →

María quedó en un silencio que ni ella misma supo que guardaba. David ofrecía una versión de “amor” que ella jamás había escuchado. Lo miraba, esperando que dijera más, a ver si había entendido bien que “viceversa” era para David, la clave de la relación entre ellos. De ese “viceversa” nacía la pregunta “¿Cómo hacer... Continue Reading →

  Para al que le guste Cuba, Habana Dura es una escuela. Más que una novela es un retrato a la cultura cubana y sin terminar el primer capítulo claro les queda a todos que el cubano, a pesar de vivir sin nada, sabe disfrutarlo todo. Leyéndola te correrá Cuba por las venas, y sentirás... Continue Reading →

La historia de David horrorizó a Belinda. Ella le sugirió a María que primero fuera a la escuela y no se fuera de allí hasta que le dieran una carta que acuñara que ella trabajaba legalmente para el Hotel Inglaterra. Y que de allí, fuera directo a explicarle porque ella salía del hotel en brazos... Continue Reading →

Cuba era una isla que con orgullo podía decirse libre de drogas. Pero hoy el uso de drogas es una epidemia que causa más estragos sociales que todas sus epidemias juntas. La violencia, el tráfico de drogas y la adicción a estupefacientes han ido en crecimiento en la última década. Endrogarse es"la nueva moda" de la juventud, se... Continue Reading →

Dennis metió sus dos brazos dentro del pulover, y por la cara que puso inferí que me tocaba ir sola a la CADECA. Cuando vi que la cola que para cambiar llegaba a la próxima cuadra, me alegré de haber ido sola. Me paré detrás de una muchacha de mucho maquillaje y poco short, que... Continue Reading →

Para bien o para mal, para ver cambios algo tiene que cambiar. En marzo 20 y 21, por primera vez durante el medio siglo que ha durado en Cuba el comunismo, un dignatario del gobierno americano pone pie en la isla. Desde hace un mes que dieron la noticia, muchos cubanos, yo incluida, tememos que... Continue Reading →

María siguió el rumbo que recordaba llevaba a casa de Nieves. La reja estaba cerrada, así que gritó su nombre desde afuera. Como nadie la escuchó, la volvió a llamar. Y antes de desistir, la llamó lo más alto que su voz le dio.  ¿Mima, cuál es la bromita de mal gusto? – dijo desde... Continue Reading →

El día de irse de casa de Julia amaneció sin lluvia. David la dejó allí esa mañana y ella le dijo que a esa casa no la tendría que llevar más. A David lo asustó la noticia, pero recibir la dirección a donde iría lo alivió. Es la casa de mi tía. Cuando me extrañes,... Continue Reading →

Ojo: Contenido sexual, no lea si es sensible. La calle era un diluvio para cruzarla y María esperó sentada en el portal de Tropicana, por casi seis horas, desafiando viento, truenos, y todos los demás caprichos del huracán hasta que David la viniera a buscar. David la encontró en lo oscuro, sentada contra una pared... Continue Reading →

María clavó el billete que le dio el cliente debajo de sus tetas. En cuanto sus pupilas lograron ver de quien provenía aquel dinero, casi se cae de la tarima. ¿Pero David, que tú haces aquí? – le preguntó. Vine a traer a mi amigo Sherlock a que conociera Tropicana, otra belleza de la Habana. ¡Ay sí, no... Continue Reading →

Parecía que era King Kong, no el fantasma de la madre de Julia el que se había batido con el huracán esa mañana. El suelo del cuarto de María estaba cubierto en cristales y agua. Calzar lonas plásticas delante de la ventana para que la lluvia no entrara fue lo único a lo que le dio tiempo... Continue Reading →

El carro había frenado delante de una tiendecita despintada con una puerta rota pues Dennis había pedido agua. Alguien en el carro me extendió 1CUC para que yo me bajara y fuera a preguntar si había agua. Nosotros tomamos cualquier agua. – dije a mi familia. ¡No! Estás loca. Hay cólera, todo el mundo hierve... Continue Reading →

Un extranjero vino a donde María y le avisó “Yo no vine a lo mismo que ustedes”. Sin pedir permiso se sentó en el banco junto a ella y dejó que el humo de su cigarro nublara el ánimo tranquilo que hasta entonces, reinaba en el parque. ¿No viniste a lo mismo que quién? – dijo María... Continue Reading →

Por los pasados 20 años ese viaje de Roma a Florencia lo regresaba a casa de algún viaje  de negocios. Un trayecto aburrido y liviano. Pero ese día, Luciano manejaba cargado de los plomo de las últimas veces. Con aires de guerra. Al Alessia, la mujer de Luciano, ver que el carro que parqueaba en su villa... Continue Reading →

La caja de puros olía a todo lo que Luciano no tenía allá en Italia. Casi olía a María y al hotel donde en esos últimos días de viaje la había hecho suya. ¿Dónde estudia María? Le preguntó Marco. Luciano, además de decirle que María estudiaba en la Habana, le informó a Marco todo lo... Continue Reading →

Arrastró su alma hasta el apartamento 4, desde donde ella pensó podría llamar a Luciano. Nadie abrió la puerta. Siguió bajando y llegó al barrio en medio de un domingo inerte, donde los únicos despiertos parecían ser los perros callejeros. Esquivando las pilas de basura que el sábado le había dejado a la ciudad, y los... Continue Reading →

(No lo leas si eres sensible) ... Del cuerpo de María chorreaba tanta agua que en la entrada del edificio, ninguno de los hombres detuvieron el juego de domino para verla entrar, notaron sus lágrimas. ¡Mamita, ven que yo te seco! – Le dijo un viejo que fumaba. Oye cosa rica, yo tengo una toalla calentica ahí en... Continue Reading →

Las primeras luces del día sorprendieron a 3 bailarinas del elenco chachareando bajo un framboyán detrás de la cocina de la finca. La botella de ron a medio palo justificaba las risotadas. Y cuando notaron que María salir de la arboleda rumbo al dormitorio, las risotadas se convirtieron en llamados para que María viniera a... Continue Reading →

María oía la voz de un hombre, pero la oscuridad no la dejaba verlo. Al tener a un custodio justo frente a ella fue que pudo ver a un moreno más oscuro que la noche, libretica en mano, pidiéndole su nombre. María quería hablar pero el corazón le palpitaba tan rápido que hasta su nombre... Continue Reading →

Camilo pasó dos días flotando sobre la nada de la Habana, donde ningún destino lo condujo a un rastro de ella. La buscó en la escuela de circo donde nadie confirmó haber visto jamás a una chica con una flor en la cabeza, que olía a haberse comido una planta de jazmín entera. En tanto,... Continue Reading →

El perfume de María, aun vivo en la sala, recibió a Sandro como con una bofetada. Dio tumbos hasta el baño y al encender la luz para entrar, el oro de la piel de María le dobló el cuello y lo atrajo al cuarto del fondo. Aunque ella yacía inerte sobre el colchón, su brillo destellaba con... Continue Reading →

No fue un gallo, sino, la necesidad de encontrar la escuela de circo lo que le dio el “de pie” a María. Sin siquiera desayunar fue a tocar todas las puertas del edificio hasta que encontró una casa que le dijo que la chica del apartamento 4 tenía teléfono. El júbilo con que abrió la... Continue Reading →

Camilo frenó frente a un edificio, que según él, era el de la dirección del sobre. ¿Y cómo sabes que es este, si no tiene número? – Preguntó ella. Por los números de las casas de al lado que como están cercadas tienen números. Aquí en la Habana la gente le arrancan los números a... Continue Reading →

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: