Al verme, Janet corrió a mí con la misma alegría que yo ella. Pueden pasar 100 años, que el abrazo de una verdadera amiga jamás pierde su fuerza. Nos abrazamos con amor de quienes llevan un año extrañándose. . Nos sentamos a conversar. A dejar que lo que le quedaba a la tarde llenara los... Continue Reading →

Llegaron a casa de David con toda la frialdad de la noche escondida en el cuerpo de ella. Pero, un abrazo de 9 horas que David le dio, derritió todos los hielos que sentía. Sherlock los despertó casi a las 5 de la tarde para recordarle a David que habían quedado en irse a Trinidad... Continue Reading →

Después de fregar, es que se hace sobremesa en casa de abuela. Se conversa en la salita de su pequeña casa, con el aroma del café anunciando que pronto el día que ya parecía genial, se pondría mejor.  ¿Y ahora que va a pasar?, - me preguntó abuela en cuanto todos tuvieron su tasita de... Continue Reading →

Parecía que era King Kong, no el fantasma de la madre de Julia el que se había batido con el huracán esa mañana. El suelo del cuarto de María estaba cubierto en cristales y agua. Calzar lonas plásticas delante de la ventana para que la lluvia no entrara fue lo único a lo que le dio tiempo... Continue Reading →

A María le tocó tragar lo seco de no tener nada con que tragarse un comentario tan indignante. Se enfocó en prepararse para su “operación italiano” y borrar con ello la operación “recogida de guajiras” que torturaba su mente. Con una bolsa en cada hombro caminó rumbo al punto de encuentro. Llegando, desde lejos, se... Continue Reading →

Las primeras luces del día sorprendieron a 3 bailarinas del elenco chachareando bajo un framboyán detrás de la cocina de la finca. La botella de ron a medio palo justificaba las risotadas. Y cuando notaron que María salir de la arboleda rumbo al dormitorio, las risotadas se convirtieron en llamados para que María viniera a... Continue Reading →

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: