Rumbo a la Habana, María sujetaba los cucuruchos vacíos con una mano, y jugaba con el cucurucho del Cosmonauta con la otra. Si sigues tocándome así, nos vamos a meter contra una palma. – Le dijo Camilo tratando de controlar el Jipi. ¿Qué parte de mi cuerpo te gustó más, Cosmonauta? – Dijo María recogiendo... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: