(No lo leas si eres sensible) ... Del cuerpo de María chorreaba tanta agua que en la entrada del edificio, ninguno de los hombres detuvieron el juego de domino para verla entrar, notaron sus lágrimas. ¡Mamita, ven que yo te seco! – Le dijo un viejo que fumaba. Oye cosa rica, yo tengo una toalla calentica ahí en... Leer más →

!Dos semanas de show en solo una noche! pensaba la instructora. La hecatombe de coreografías que debían montar y el hecho que el elenco que iba a la finca no constaba de hombres, obstinaba a las bailarinas. ¡Arriba! Échenle azúcar a esos pasos. – Pedía la instructora a la par de fuertes aplausos. Pero es que el baile... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: