El campanear de las llaves que sostenía Camilo respondió la pregunta que él le no había contestado antes de irse a ver a Fito. Y no solo respondía que “le gustaría dormir con ella” sino había que había encontrado una forma de hacerlo. A partir de ahí en vez de hablar solo se miraban. La pícara sonrisa... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: